Seguidores

Seguidores

martes, 15 de marzo de 2016

A veces es necesario alejarse del mundo un rato. Prestar atención a uno mismo, descubrir quiénes somos y si estamos conformes con eso.
Mi vida siempre se trató de complacer a quienes me importaban, y hoy recién puedo ver que a la única persona que tengo que complacer es a mi; no puedo dar todo de mi si no me encuentro conforme conmigo misma.
Me lastimaron de muchas maneras y a pesar de cada dolor todavía estoy dispuesta a amar, a querer entregar mi tiempo y compartirlo. Ya no con cualquiera, porque no todos lo merecen; sino con alguien que sepa soñar conmigo, que sea mi compañero de vuelo sin cortarme las alas, sin limitarme.
Así descubrí que todo lo que hace falta para ser feliz es independencia, amor propio y una forma sincera de perdonar a quienes lastiman y pretenden hacernos desistir.
Yo cambié, para mí y por mi. Para ser el cambio que quiero ver.

3 comentarios:

  1. La introspección, qué buena compañera. Y la autoestima, y la superación, y la valentía y las ganas.
    Parece que este texto sólo encarna cosas buenas.
    Un besote.

    ResponderEliminar
  2. No puedes tomar un camino más acertado.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Me alegro por ti, que puedas y sepas perdonar y hayas podido seguir adelante después de todo el dolor que te han causado. A mí también me han hecho daño, pero no sé perdonar, nunca he sabido. Lo he intentado, pero siempre recuerdo. Está en mí.
    Si quieres pásate por mi blog y hazme saber lo que piensas, besos! ~A.

    aliceinthehat.blogspot.com.es

    ResponderEliminar

Un gusto tu visita :)